En términos generales, el lugar donde se tributa el Impuesto sobre Sucesiones en España será en la Comunidad Autónoma donde el fallecido tenía su residencia habitual.

 

¿Qué entendemos por residencia habitual en el Impuesto sobre Sucesiones?

El artículo 28 de la Ley 22/2009, de 18 de diciembre, por la que se regula el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía y se modifican determinadas normas tributarias, establece que las personas físicas residentes en territorio español lo son en el territorio de una Comunidad Autónoma en los siguientes supuestos:

 

1.º Cuando permanezcan en su territorio un mayor número de días del período de los cinco años inmediatos anteriores, que finalice el día anterior al de devengo

Para determinar el período de permanencia se computarán las ausencias temporales.

Salvo prueba de lo contrario, se considerará que una persona física permanece en el territorio de una Comunidad Autónoma cuando en dicho territorio radique su vivienda habitual, definiéndose ésta conforme a lo dispuesto en la normativa reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

¿Dónde se tributa el Impuesto sobre Sucesiones en España?

2.º Cuando no fuese posible determinar la permanencia a que se refiere el punto anterior, se considerarán residentes en el territorio de la Comunidad Autónoma donde tengan su principal centro de intereses, considerándose como tal el territorio donde obtengan la mayor parte de la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

3.º Cuando no pueda determinarse la residencia conforme a los criterios establecidos en los puntos 1.º y 2.º anteriores, se considerarán residentes en el lugar de su última residencia declarada a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

Dicho lo anterior, podemos sacar la conclusión que, en las adquisiciones de los herederos por causa de fallecimiento del causante, el Impuesto sobre Sucesiones deberá tramitarse en la Comunidad Autónoma donde el causante hubiese tenido su residencia habitual

 

¿Y si no cumplo ninguno de los requisitos anteriores sobre residencia?

 

¿Qué ocurre con los no residentes en España o en el territorio de una Comunidad Autónoma a efectos del Impuesto sobre Sucesiones en España?

Aquellos ciudadanos no residentes también deben liquidar (y en su caso pagar) el Impuesto sobre Sucesiones en España.

 

Hasta el 31 de Diciembre de 2014, los ciudadanos no residentes en España, pero residentes comunitarios, habían sufrido una discriminación en la aplicación del Impuesto sobre Sucesiones en España, ya que en supuestos parecidos, los no residentes en España tenían que pagar un Impuesto sobre Sucesiones (y también donaciones) superior al que pagaría si fuera residente, ya que se le aplicaba la legislación estatal, mucho más gravosa que las legislaciones de las Comunidades Autónomas.

 

Tras la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 3 de Septiembre de 2014 (asunto C-127/12) esta discriminación fiscal entre residentes y no residentes comunitarios llega a su fin, y es a partir del 1 de Enero de 2015 cuando entra en vigor una modificación a la ley que regula el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en España.

 

Así la Ley 26/2014, de 27 de Noviembre, en su Disposición Final Tercera, se modifica la Disposición Adicional Segunda de la Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que pasa a tener la siguiente redacción, que por su importancia transcribimos a continuación:

 

«Disposición adicional segunda. Adecuación de la normativa del Impuesto a lo dispuesto en la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 3 de septiembre de 2014 (asunto C-127/12), y regulación de la declaración liquidación de los contribuyentes que deban tributar a la Administración Tributaria del Estado.

 

Uno. Adecuación de la normativa del Impuesto a lo dispuesto en la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 3 de septiembre de 2014.

 

  1. La liquidación del impuesto aplicable a la adquisición de bienes y derechos por cualquier título lucrativo en los supuestos que se indican a continuación se ajustará a las siguientes reglas:

 

  1. a) En el caso de la adquisición de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, si el causante hubiera sido residente en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, distinto de España, los contribuyentes tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma en donde se encuentre el mayor valor de los bienes y derechos del caudal relicto situados en España. Si no hubiera ningún bien o derecho situado en España, se aplicará a cada sujeto pasivo la normativa de la Comunidad Autónoma en que resida.

 

  1. b) En el caso de la adquisición de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, si el causante hubiera sido residente en una Comunidad Autónoma, los contribuyentes no residentes, que sean residentes en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por dicha Comunidad Autónoma.

 

  1. c) En el caso de la adquisición de bienes inmuebles situados en España por donación o cualquier otro negocio jurídico a título gratuito e «intervivos», los contribuyentes no residentes, que sean residentes en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma donde radiquen los referidos bienes inmuebles.

 

  1. d) En el caso de la adquisición de bienes inmuebles situados en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, distinto de España, por donación o cualquier otro negocio jurídico a título gratuito e «intervivos», los contribuyentes residentes en España tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma en la que residan.

 

  1. e) En el caso de la adquisición de bienes muebles situados en España por donación o cualquier otro negocio jurídico a título gratuito e «intervivos», los contribuyentes no residentes, que sean residentes en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma donde hayan estado situados los referidos bienes muebles un mayor número de días del período de los cinco años inmediatos anteriores, contados de fecha a fecha, que finalice el día anterior al de devengo del impuesto.

 

  1. A efectos de lo dispuesto en este artículo, se considerará que las personas físicas residentes en territorio español lo son en el territorio de una Comunidad Autónoma cuando permanezcan en su territorio un mayor número de días del período de los cinco años inmediatos anteriores, contados de fecha a fecha, que finalice el día anterior al de devengo.

 

  1. Cuando en un solo documento se donen por un mismo donante a favor de un mismo donatario distintos bienes o derechos y por aplicación de las reglas expuestas en el apartado 1 anterior resulte aplicable la normativa de distintas Comunidades Autónomas, la cuota tributaria a ingresar se determinará del siguiente modo:

 

1.° Se calculará el tipo medio resultante de aplicar al valor del conjunto de los bienes y derechos donados la normativa del Estado y la de cada una de las Comunidades Autónomas en las que radiquen o estén situados parte de tales bienes y derechos.

 

2.° Se aplicará al valor de los bienes y derechos que radiquen o estén situados en cada Comunidad Autónoma el tipo medio obtenido por la aplicación de su normativa propia, de lo cual se obtendrá una cuota tributaria a ingresar, correspondiente a dichos bienes y derechos.

 

Dos. Regulación de la declaración-liquidación de los contribuyentes que deban tributar a la Administración Tributaria del Estado.

 

Los contribuyentes, que deban cumplimentar sus obligaciones por este impuesto a la Administración Tributaria del Estado, vendrán obligados a presentar una autoliquidación, practicando las operaciones necesarias para determinar el importe de la deuda tributaria y acompañar el documento o declaración en el que se contenga o se constate el hecho imponible. Al tiempo de presentar su autoliquidación, deberán ingresar la deuda tributaria resultante en el lugar, forma y plazos determinados reglamentariamente por el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.»

 

Según lo anterior, los Tribunales Europeos permitieron a los residentes comunitarios que aplicaran los beneficios fiscales que las comunidades autónomas reconocen a los residentes en su territorio, pero…

 

¿Los residentes extracomunitarios pueden aplicarse los beneficios y exenciones del Impuesto sobre Sucesiones en España según la Comunidad Autónoma donde tuviese alguna conexión?

 

Con la modificación de la ley a partir del 1 de enero del 2015, el legislador dejó fuera del Impuesto sobre Sucesiones en España a los residentes extracomunitarios (o del Espacio Económico Europeo), haciendo una interpretación más favorable hacia los intereses recaudatorios del Estado que hacia el principio interpretativo más favorable hacia el contribuyente de la sentencia europea.

 

Sin embargo, a partir del año 2018, el Tribunal Supremo (en diversas resoluciones) ha venido dictando sentencias a favor de aquellos contribuyentes extracomunitarios, que venían siendo perjudicados con respecto a los comunitarios y residentes en España.

 

Al amparo de las resoluciones del Alto Tribunal Español, la Agencia Tributaria a través de la Dirección General de Tributos ha dictado varias consultas vinculantes por las que se establece que el régimen legal regulado en la disposición adicional segunda de la Ley que regula el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en España, se ha de entender aplicable a todos los no residentes, ya sean residentes en un Estado miembro de la Unión Europa o del Espacio Económico Europeo, como de un “tercer país”.

 

A continuación, encontramos un pequeño cuadro resumen de la ley aplicable en distintos supuestos, atendiendo a la residencia fiscal del causante, de los herederos y dependiendo de donde se encuentren los bienes:

 

 

Desde Welex, le aconsejamos contar con los servicios de un abogado especialista en el Impuesto sobre Sucesiones en España para conocer todos los detalles de dicho impuesto así como todos los procesos derivados de una herencia en España. No dude en contactarnos ahora.