Desde Welex, su despacho de abogados experto en reclamación de cantidades en España

Recuperar una deuda en España

La propia actividad económica en España, del día a día, no está exenta de sufrir contratiempos, atrasos y en muchas ocasiones el incumplimiento de la orden o del contrato que se ha celebrado entre las partes para efectuar un servicio o proporcionar un bien.

 

Lo que se esperaba que fuera un servicio normal o una compra/venta sin dilaciones a veces puede terminar convirtiéndose en un verdadero dolor de cabeza, sobretodo si el servicio que se ha pagado está insatisfecho o el bien que se ha adquirido no cumple con las condiciones previamente pactadas en el acuerdo mercantil.

 

Para recuperar una cantidad pagada en España, lo primero es distinguir la naturaleza de dicha cantidad y lo segundo elegir un buen despacho de abogados experto en reclamaciones de cantidad en España que tenga la solvencia de oficio para coadyuvar a una rápida gestión del conflicto, asevera Rafael Andrades, abogado de Welex.

 

La experiencia de su abogado es sumamente importante para poder recuperar una deuda en España

 

Uno de los grandes activos de este afamado despacho legal, fiscal, contable y de asesoría económica ubicado en Marbella, Málaga, es su amplia experiencia en la gestión de diversos problemas a los que siempre encuentran una solución expedida bajo la premisa de velar –primordialmente- por la confianza del cliente.

 

“En función de donde nace esa obligación, podemos encontrarnos ante un camino procesal u otro; el artículo 1089 del Código Civil dice que toda obligación consiste en dar, hacer o no hacer alguna cosa; y el 1090 señala que las obligaciones nacen de la ley de los contratos o acuerdos lícitos de esas obligaciones”, explica el experto.

 

Rafael Andrades, abogado en Marbella, puntualiza que las obligaciones no se pueden contener –salvo por contadas ocasiones- por la fuerza (vía coactiva) y obligar a una persona a que haga lo que no quiere. Lo que sí se puede es contenerlo mediante “la imposición” de una determinada consecuencia jurídica, generalmente el pago de una determinada cantidad de dinero.

 

“También tenemos la indemnización del daño moral. La moral de una persona es la consideración, una estima que pueden tener los demás al respecto de nosotros o nosotros de nosotros mismos; es algo que no se puede reponer. No hay una restitutio in natura. No se puede dar otra vez a una persona que se le ha imputado de forma falsa la comisión de un hecho delictivo, de un delito de calumnias, digamos que no se le puede restituir de manera material esa consideración de los demás”, acota Andrades.

 

Uno de los impagos más comunes y frecuentes está relacionado con la relación contractual de arrendamiento en España y que puede dar lugar a querellas judiciales y juicios costosos.

 

Al respecto, el abogado de Welex, señala que el surgimiento de la  obligación es la existencia de un contrato de arrendamiento previo y  como consecuencia del impago por parte del arrendatario, el arrendador puede ejercitar distintas acciones en España.

 

“Es algo muy usual, en estos casos conlleva  a un procedimiento especial  no declarativo  ordinario o declarativo verbal para el desahucio  por falta de pago y la reclamación  de renta y cantidades asimiladas”, señala el asesor.

 

¿Son frecuentes estos casos en Welex?

-Sí, de hecho nosotros le prestamos servicio, tanto al arrendatario como al arrendador, si llega a suceder que se reclaman cantidades atrasadas no pagadas, procedemos a hacerlo; podemos reclamar impagos por luz, agua, a veces hay contratos en los que se conciertan para pagar a medias el wifi o  la línea telefónica; los gastos de la comunidad no suelen ser objeto de arrendamiento están ligados  a la titularidad de un bien inmueble y son responsabilidad del propietario.

 

Además hay varios aspectos que deben tomarse en cuenta  y que a continuación comenta Andrades: “El arrendador tiene un contrato de arrendamiento en España, si éste  no se cumple entonces acude a Welex para que ejercitemos en su interés las acciones para reclamar las rentas o las cantidades, solicitamos el desahucio y la recuperación del inmueble”.

 

En algunas ocasiones puntuales, el arrendatario es quien llega a contactar a Welex “bien porque entra en una situación de crisis o de precariedad económica” y lo hace porque intenta -por la vía extrajudicial- llegar a un tipo de acuerdo mediante el ofrecimiento de la entrega del piso alquilado a cambio de la condonación de la deuda.

 

“Siempre hay flecos. En el caso de arrendamiento, cuando intervenimos para procurar una compensación económica hacemos una evaluación en general. Como lo hacemos igualmente de forma minuciosa en caso de un contrato de compraventa que no se cumple;   o de arras que se frustra así como de un  arrendamiento de obra y se hace mal… todo eso lleva aparejado un procedimiento judicial  o extrajudicial y una indemnización de daños y perjuicios que puede resultar materializada mediante el descuento del precio de esa actividad un tanto por ciento o una cantidad para ver satisfechos los intereses del arrendador”, comenta Andrades.

 

¿Todas las cantidades son reclamables en España?

-Sí, todas, porque cuando estamos hablando de cantidad hablamos de algo material, de una prestación, cuando se deja de pagar  70 euros, 300 euros o 500 euros de lo que estamos hablando es de la frustración de una determinada obligación;  si no hay acción para reclamar esa cantidad significaría que no existe una obligación de abonarlo.  Solamente existe un supuesto en el Código Civil de obligación sin acción que son las obligaciones naturales que se asumen de manera voluntaria sin que exista un verdadero derecho de reclamación.

 

“Por ejemplo, cuando hablamos de la gestión de un negocio ajeno, yo asumo una obligación sin que exista una verdadera obligación de la persona que la asumió o el pago de intereses cuando estuvieron pactados; son supuestos muy concretos donde no se recoge un derecho a reclamarlo. Si yo pago intereses sin haber sido pactado, se entiende que lo hago a los menores efectos de liberalidad y no puedo reclamar jurisprudencialmente”, añade.

 

En nuestro despacho de abogados en Marbella, los clientes son primero

 

A veces la gente deja de reclamar cantidades por un trabajo inconcluso o un acuerdo no cumplido porque considera que por su monto pequeño saldrá más caro reclamarlas y entonces las dan por pérdidas.

 

En la consideración de Andrades, todo el mundo cuenta “con recursos limitados” y nadie tiene una pluralidad de recursos que pueda destinar a todo coste.

 

“No solo tenemos procedimientos para recuperar cantidades tanto de forma extrajudicial o judicial, también sumarios o bien mediante un procedimiento monitorio como sucede cuando reclamamos las cuotas de la comunidad”, indica.

 

Además siempre es importante contar con un despacho que sea minucioso con todo el proceso: “En ese sentido hay situaciones en las que se deben  hacer valoraciones de coste/beneficio y la reclamación de determinadas cantidades resulta antieconómica. Nosotros en Welex buscamos la vía de la negociación extrajudicial, bien intentando una mediación, bien intentando un arbitraje en función del tipo de obligación. Pensemos en materia de consumo tenemos una compra o un servicio profesional y no se cumple. Para eso hay una solución de conflictos, sin acudir a la jurisdicción, porque esa sí lleva aparejada una serie de costes”, explica el especialista legal.

 

 

¿Un extranjero que tenga un problema de arras, que ya las dio y luego se arrepintió se pueden recuperar?

-Depende del estudio particularizado de cada caso, no hay una solución uniforme que valga para todos. Tendremos que ver en qué forma se ha celebrado el contrato, de las obligaciones y de la actitud de la contraparte. Solo así cabe la posibilidad de resolver un contrato.

 

En caso de una compraventa, prosigue Andrades, el ejercicio de una acción de resolución o bien de nulidad del contrato por deficiencia, daría como consecuencia la restitución de las prestaciones. No se tendría que cumplir y se devolverían las arras.

 

“En muchas ocasiones se devuelven incrementadas con el interés legal, desde la fecha de suscripción del contrato. El   1100 del Código Civil dice que los contratos en sus propios términos  deben cumplirse;  y nos sirve mucho para casos de negligencia o morosidad”, indica.

 

¿Es frecuente la reclamación de devolución de las arras en España?

-Bastante, nos llegan clientes que han entendido que los términos y  las condiciones de los contratos de arras no han estado bien explicados; y que no se ajustan a lo ofertado, nosotros lo que hacemos es corroborar que procede el ejercicio de resolución de la acción.

 

“Si el contrato de arras está bien sujeto, debe cumplirse a tenor de los mismos. El artículo  1454 del Código Civil dice que en el caso de resolución por parte del vendedor en materia de arras, deberá devolver todas las cantidades por duplicadas”, puntualiza.

 

Andrades reconoce que como asesor fiscal ha visto muchos casos en  que los clientes han comprado viviendas, han entrado a vivir en ellas y se han dado cuenta que no es lo que esperaban, por lo han debido reclamar una deuda en España.

 

La devolución de la cláusula suelo en España

 

Welex, su despacho de abogados experto en reclamación de cantidades en España, menciona que en la reclamación de cantidades existe un ámbito muy amplio, que el despacho de abogados de Welex, cuyo significado es “nosotros y la ley” cubre con denodada experiencia en todos los órdenes: en contratos con arrendadores, arrendatarios, usufructuarios, consumidores e instituciones bancarias.

 

En los últimos años se ha dado en España una interesante resolución en relación con la adquisición de viviendas mediante una hipoteca en la que ha intervenido una institución financiera.

 

Se trata de la llamada cláusula suelo, también denominada suelo hipotecario y que desde el 9 de mayo de 2013, el Tribunal Supremo declaró su nulidad gracias a una sentencia fallada en dicha fecha.

 

El Tribunal la considera “abusiva” y por ende  ordenaba la devolución de las cantidades “ilegalmente cobradas” por los bancos desde la fecha de dicha sentencia.

 

¿Qué es una cláusula suelo?

“Es una cláusula que beneficia a la entidad bancaria y perjudica al particular que ha solicitado el préstamo ya que cuando los tipos bajan o el interés es negativo, la cláusula impide que se traslade a la cuota mensual. Dependiendo de la normativa del país, las condiciones del contrato y su transparencia y claridad, puede tipificarse una cláusula abusiva, ilegal o nula, por tanto puede considerarse un fraude bancario”.

 

Unos años después de la primera sentencia, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) dictaminó en una sentencia inapelable del 21 de diciembre de 2016, en contra de la limitación de la retroactividad de la nulidad de la cláusula suelo: “Por lo que los bancos y cajas de ahorro están obligados a devolver todo el dinero cobrado ilegalmente por las cláusulas suelo desde la firma de la hipoteca inmobiliaria para la adquisición de vivienda”.

 

De acuerdo con el Ministerio de Economía y el Banco de España entre julio de 2017 y febrero de 2019, las entidades financieros recibieron un total de 1.18 millones de solicitudes de devolución de “las cantidades cobradas de más por las cláusulas suelo”.

 

Los bancos han devuelto a sus clientes la cantidad de 2 mil 300 millones de euros y quedan pendientes de resolución 5 mil 735 expedientes y la mayoría han sido negociaciones directas entre la institución financiera y el cliente.

 

Aunque el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) admite que 400 mil demandas se han interpuesto mediante diversos organismos y asociaciones que han surgido alrededor de los afectados, sobre todo en Andalucía y Cataluña.

 

Welex lleva años participando en la devolución de dicha cláusula suelo  a favor de sus clientes, y lo hace además, en una amplia negociación con las entidades bancarias.

 

¿Cómo es el proceso que ustedes asesoran?

-Hay una fórmula que nosotros ofertamos a los clientes que es la reclamación extrajudicial de conformidad con el real decreto 1/17  para la devolución  de las cantidades indebidamente satisfechas con la cláusula suelo y negociamos con el banco siempre a favor de nuestros clientes. Cabe decir que el banco, depende de la situación, abona.       Sin embargo, hay que estar bien asistido por un profesional desde el minuto uno.

 

¿Cuánto puede durar la devolución de la cláusula suelo de forma amigable?

-De dos a tres meses por la vía civil, depende de los plazos.

 

¿Coayudan también en la reclamación de impagos o de incumplimiento de servicios o de no entrega de la mercancía si hay que entenderse con el extranjero?

 

-Sí, aunque son otros procedimientos internacionales. Hacemos la reclamación en otro estado miembro de la UE y vemos cómo usar los propios órganos jurisdiccionales para la resolución de conflictos por lo civil o mercantil.

 

No dude en contactar a Welex, su despacho de abogados experto en reclamación de cantidades en España para cualquier cuestión de índole fiscal o jurídica.