18.062018
Off
3

Resumen del caso práctico de derecho de familia en España

Derecho de familia en España LA SENTENCIA

DEL TRIBUNAL SUPREMO 120/2016.

Resumen del caso práctico de derecho de familia en España.

 En el presente caso, se nos plantea una sentencia recurrida en vía casacional en reclamación a los abuelos paternos y maternos (parientes ascendientes conforme al artículo 142 y 143 C.c.), alimentos y gastos extraordinarios, a fin de que sean satisfechos a su nieta, quedando acreditada la situación de necesidad de quien los recibe y de capacidad y medios del alimentante.

Se plantean las cuestiones relativas a la reclamación de los alimentos y los gastos extraordinarios, así como el momento en el que dichos alimentos deben ser satisfechos y su actualización.

 

Sobre los alimentos del artículo 142, éstos vienen fijados en el concepto legal de alimentos establecido en este artículo, reclamándose en apelación los gastos extraordinarios y el momento de abono de dichos alimentos, esto es, desde la interposición de la demanda, y posteriormente en casación, la estimación de incluirse como partida reclamable a los ascendientes, los gastos extraordinarios, desestimándose esta pretensión en primera, segunda instancia y, a la postre, en casación.

 Cuestión litigiosa de este caso práctico del derecho de familia en España

Se interpone demanda en reclamación de alimentos utilizando la representación de la hija menor de edad contra los abuelos paternos y maternos solicitando la intervención del ministerio fiscal y alegando los hechos y fundamentos de Derecho que considera de aplicación.

 En la demanda se reclamaba la prestación de alimentos a favor de la nieta, por parte de los abuelos paternos y maternos, interesando a cada uno una pensión alimenticia de 345€ más los intereses desde la fecha de interposición de la demanda. También se interesó el abono del setenta y cinco por ciento de los gastos extraordinarios, incluyendo los gastos relativos a las clases de música y apoyo. A los otros abuelos, les interesa que los condene a pagar una pensión alimenticia de 115€ más los intereses, y dentro de los cinco primeros días desde la fecha de interposición de la demanda, así como el veinticinco por ciento de los gastos extraordinarios. Se reparte, por consiguiente, 345€ para unos abuelos y 115€ para los otros. Respecto de los primeros, el 75% de los gastos extraordinarios respecto de los segundos el 25% de los mismos, más costas. Se procede directamente a la citación a las partes para la celebración de juicio verbal, sin que se haya procedido, al ser de aplicación la ley anterior, a contestación a la demanda, realizándose la misma en la vista del juicio verbal.

Tras la celebración de la misma, el 27 de mayo de 2014 se dicta sentencia estimando parcialmente la demanda formulada por la madre en representación de la hija, actuando la madre a su vez en nombre de la hija menor, Dña. Isidora, declarando el derecho a percibir los alimentos de sus abuelos maternos y paternos y condenando al abono de alimentos por importe de 250€ mensuales, a satisfacer en la cuantía de 135€ los primeros, a los que se interesaba una pensión de 345€, y de 115€ los segundos, con los incrementos del IPC, sin especial pronunciamiento respecto de la condena en costas, cada uno satisfaciendo las suyas y las comunes por mitad.

 Se interpuso recurso de apelación que se ventiló en la audiencia provincial de Gijón, y se dictó sentencia de 28 de enero de 2015, revocando la sentencia, y acordando por virtud de ésta nueva sentencia de la audiencia provincial, “condenar a los demandados a abonar las pensiones fijas en la sentencia recurrida desde la fecha de interposición de la demanda y dentro de los cinco primeros días de cada mes”, sin imposición de costas. Contra dicha sentencia se interpone recurso de casación por infracción de las normas y principios aplicables para resolver las cuestiones objeto del proceso, indebida aplicación del interés de protección del menor, artículos 142, 143, 144, 145, 146 C.c., los artículos correspondientes de la constitución, de la declaración de derechos del niño y de la ley de protección jurídica del menor.

 Se da traslado al ministerio fiscal para que conteste en 20 días, y al no haberse solicitado por todas las partes la celebración de vista, no se acuerda la misma y se procede directamente a resolver.

 El tribunal de casación analiza, con carácter previo, una sentencia relativa a la guarda, custodia y alimentos, en la que se atribuía la guarda y custodia a la madre y se le imponía al padre la obligación de abonar, en concepto de pensión alimenticia a favor de su hija 250€ mensuales. Con posterioridad, hay un procedimiento de modificación de medidas por virtud de la cual se suspenden las comunicaciones paterno-filiales, comunicaciones que con posterioridad se restablecen. El padre no ha abonado ninguna cantidad, habiendo instado la madre determinados procesos judiciales, tanto en jurisdicción civil como penal. La demandante percibe 357,70€ mensuales procedentes de una pensión por incapacidad permanente. Atendiendo a las circunstancias de la menor y de la guardadora, acciona frente a los abuelos paternos y maternos, y los abuelos maternos se manifiestan conformes al abono de la pensión alimenticia, si bien limitada a 80€ o 90€ mensuales. Los abuelos paternos, por su parte, se negaron a la procedencia de la reclamación aduciendo falta de legitimación pasiva, al hallarse obligado preferentemente para prestarlos el padre del menor, añadiendo que en cualquier caso carecen de medios económicos, atendidas sus circunstancias.

 Comentario en relación con la materia y razonamiento jurídico de este caso práctico del derecho de familia en España.

Entendemos que se pretende por parte de la recurrente, realizar una interpretación analógica de la norma relativa a establecer la obligación del pago de la pensión alimenticia a los abuelos así como los gastos extraordinarios ex artículo 142 en relación con el artículo 93. En este sentido, debemos decir que el artículo 142 establece un supuesto general, mientras que el artículo 93 establece un supuesto de hecho especial, aplicándose este supuesto de hecho a un conjunto de personas distintas de las señaladas en el artículo 143 para la obligación general alimenticia. Los alimentos en sentido amplio van conferidos tanto para descendientes como ascendientes, siendo alimentante y alimentista obligados recíprocos en la obligación de alimentos entre estos grupos. Respecto de los alimentos entre colaterales, estos se deben solamente los auxilios necesarios para la vida.  

En el caso de autos, no deja de ser un supuesto establecido con carácter especial la regulación de la pensión alimenticia a satisfacer por parte de uno de los progenitores, con relación al artículo 93 estableciéndose, por consiguiente, una limitación en cuanto a los gastos extraordinarios que no tienen cobertura legal en el concepto de alimentos del artículo 142 ni como alimentos en sentido amplio ni como alimentos en sentido estricto, configurándose, por tanto, la limitación en esta reclamación a los progenitores y al alcance y contenido del derecho de alimentos.

 Este blog ha sido escrito por Don Rafael Andrades Márquez, abogado especializado en asuntos de derecho de familia.

 Desea obtener más información sobre una determina cuestión del derecho de familia en España? No dude en contactar a Welex, su abogado y economista bajo un mismo techo.

Nuestro despacho de abogados en Marbella está a su disposición para cualquier asunto relativo al derecho de familia en Marbella, Málaga, España.


Tags: , ,