Un día te encuentras ante la situación de tener o no que aceptar una herencia, es un momento complicado para ti, y estás ante una decisión importante, por eso vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre este tema.

Se trata de un procedimiento habitual en España, sin embargo, antes de tomar una u otra decisión, debes tener en cuenta todo lo que implica, ¿cuáles son los riesgos?, ¿hay algún coste? ¿qué plazo tengo? Son algunas de las preguntas que debes hacerte, y que, nosotros intentaremos contestar en este post.

Sin embargo, siempre antes de decidir qué hacer, es bueno contactar con especialistas en todo lo relacionado con las herencias en España,  que estudien tu caso en particular.

herencias españa

Aceptación de una herencia en España

Cuando una persona fallece, para que el heredero del testamento reciba la herencia, lo primero que debe hacer es aceptarla. ¿Cómo? En España hay dos formas legales de aceptar una herencia:

Mediante la aceptación expresa: la más común, por escritura notarial redactando un documento privado de aceptación de la herencia.

O por aceptación tácita: se da cuando la aceptación de la herencia se sobreentiende tras la posesión por el heredero de los bienes que le han sido otorgados. Pongamos un ejemplo muy fácil de entender, imaginemos que parte de la herencia son joyas, y la hija de la fallecida se las pone, haciendo uso de ellas, en este caso se sobreentendería la aceptación de la herencia.

Una vez aceptada la herencia, hay dos alternativas que debemos tener en cuenta:

Aceptarla “simplemente”: si no hay ninguna duda que el fallecido no tiene deudas, o que el importe activo de la herencia es mayor que el pasivo, entonces es aconsejable aceptar la herencia “simplemente”.

Aceptarla “a beneficio de inventario”: por el contrario, si no se tiene del todo claro, si el fallecido arrastraba deudas, entonces en este caso, es aconsejable aceptar esta alternativa, así el heredero únicamente responde de las deudas hasta donde alcance el valor de los bienes heredados.

Plazo y costes en la captación de la herencia

Empecemos aclarando el plazo que tienes para aceptar una herencia, ya que siempre y en todos los casos es de 6 meses para hacer el pago del impuesto de sucesiones (link articulo derecho sucesiones) desde la declaración de fallecimiento del causante.

En cuanto a los costes, depende de cada caso en particular, influyen, por ejemplo, si hay o no testamentos, la comunidad autónoma del fallecido, grado que teníais de parentesco etc, por ello, te animamos a que nos llames al teléfono (+34) 952 77 55 21, así nuestros expertos podrán estudiarán tu caso en detalle.

Causas para rechazar (repudiar) una herencia en España

A día de hoy, quizás por desconocimiento, tener que abonar el impuesto de sucesiones o por los efectos de la crisis económica, muchas familias deciden repudiar, es decir, rechazar una herencia.

Si bien es cierto, que hay un punto que nos debe quedar claro, una vez se repudie (término jurídico para que se utiliza cuando se quiere rechazar una herencia) una herencia, no hay vuelta atrás, por ello, es una decisión que hay meditar y ver todos los pros y contras que tenemos ante notros.

El caso más claro para repudiar una herencia es cuando el pasivo es más alto que el activo, es decir, pongamos como ejemplo, que se compró un bien inmueble en la época de la burbuja inmobiliaria y la hipoteca es de 200.000, pero, a día de hoy, el valor de ese inmueble, no supera los 100.000€. En este caso, está claro que lo más lógico es repudiar la herencia.

Otro caso para rechazar una herencia, es que, por ejemplo, el heredero tenga deudas que saldar y los acreedores podrían reclamar ese patrimonio para saldarlas. Si se decidiera a rechazarla, la herencia pasaría a otros familiares.

El tener que hacer frente al impuesto de sucesiones. Una vez aceptes la herencia, tendrás que hacer pagar dicho impuesto, que varía según la Comunidad Autónoma del fallecido. El alto coste del mismo puede ser un motivo suficiente como para tener que repudiar dicha herencia.

¿Y qué pasaría si quisieras delegar la herencia que te corresponde a tus descendientes? Quizás no necesites dicha herencia y tus hijos sí, en ese caso, también tendrías que rechazarla para que pase a ellos.

Por último, no olvides que el proceso de aceptación o repudio de una herencia en España, es un proceso en el que debes pedir ayuda legal en la materia.