Por Welex, su abogado de derecho de familia especializado en periodos vacacionales con menores tras un divorcio en España.

Una pareja con hijos menores debe planear con antelación el tiempo de los periodos vacacionales con los hijos menores tras un divorcio en España. Ya que, a partir de la ruptura, ese tiempo deberá ser disfrutado con los hijos por separado, pudiendo dar origen a conflictos que vamos a intentar aclarar a continuación.

Los principales periodos vacacionales en España se dan sobre todo durante los meses de verano, en Semana Santa, Semana Blanca o Navidad.  Antes de repartir los días en los que cada progenitor tendrá a los menores a su cargo, es necesario tener en cuenta el convenio regulador, así como las posibles sentencias judiciales que pudiera haber, primando por encima de todo el bienestar de los menores.

Este tiempo que los menores pasan con cada uno de sus padres por separado puede ser dividido por semanas, quincenas o, incluso en época de verano, por un mes completo. La práctica habitual es que esos periodos vacacionales con hijos mejores en España sean elegidos cada año por un progenitor de forma alterna. Por ejemplo, llegado el periodo de verano, si un año es la madre quien decide qué periodo vacacional disfrutará con sus hijos, al año siguiente será el padre el que efectuará dicha elección. Otra alternativa a esto sería que estos periodos estén ya establecidos de manera alternativa en el convenio regulador firmado por ambos.

Si en el convenio regulador no se especifica la fecha límite en la que un progenitor debe indicar al otro los días elegidos para pasar los periodos vacacionales con hijos menores en España, el que elija las fechas podría comunicarle su decisión al otro hasta con solo un día de antelación, provocando con ello conflictos seguros entre ambos progenitores, puesto que impediría al otro padre organizar con tiempo suficiente las fechas en las que estar con sus hijos.

Es por ello que lo más correcto es que se comunique con antelación las fechas previstas tanto de un progenitor como del otro, con objeto de que cada cual se organice y planifique las vacaciones de la manera más adecuada sin interferir en los planes del otro.

En el periodo de vacaciones, los progenitores que no estén con sus hijos en esos días tienen derecho a comunicarse con ellos.

 

Periodos vacacionales con hijos menores tras un divorcio en España

 

¿Qué ocurre si quiero viajar al extranjero durante los periodos vacacionales con mis hijos menores?

Cuando un progenitor programa un viaje al extranjero durante los periodos vacacionales con hijos menores, no es necesario tener el consentimiento expreso del otro. A pesar de ello, hay que tener en cuenta que se pueden encontrar controles fronterizos de seguridad y, llegado el caso, se les puede pedir la correspondiente autorización del otro progenitor para poder viajar.

Además, si ese viaje es fuera de la Unión Europea, se necesita pasaporte. Para que el pasaporte del menor sea expedido, se necesita el consentimiento expreso de ambos progenitores, así que lo mejor es que todos estén al corriente del destino vacacional de los menores.

El progenitor no custodio está obligado a seguir pagando la pensión alimenticia durante los periodos vacacionales con hijos menores en España que el custodio disfrute, salvo que en el convenio regulador acuerden otra cosa, que no es lo habitual.

Actividades y campamentos durante los periodos vacacionales con hijos menores en España.

Con la llegada de las vacaciones de los menores, son muchos los padres que deciden apuntar a sus hijos a actividades de ocio o a campamentos. Estas actividades serán abonadas por el progenitor que esté a cargo de ellos en esos días. Si dichas actividades coinciden con la fecha de comienzo del periodo vacacional de los menores con el otro progenitor, ambos padres deberán llegar a un entendimiento y se requerirá la autorización de los dos para la realización de las mismas.

Si desea conocer más información referente a los periodos vacacionales con hijos menores en España, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho de abogados en Marbella.